lunes, 20 de octubre de 2014

Hombre corriente y dulce Putita

Se ofrece hombre corriente y moliente, que desea descargar emoción, amor, 
deseo y anhelo 
en mujer ocasional que escuchará  versiones distintas
 acerca de su actual situación sentimental:

que no ama a su mujer,  que las sábanas que comparten se retiran impolutas, 
que se siente como un perrito faldero…

aunque a veces también puede querer a su mujer, 
sobre todo si valora su propia escasez  - por no decir nula posibilidad - 
para vivir sin su necesaria ayuda,…pero vaya,

siempre acudirá a complacer a esa chica a la que tanto le costó seducir 
y  le contará que se siente ninguneado, ignorado y dolorido 
con los silenciosos reproches que recibe en su domicilio…

ahora bien,  si la chica sexi a la que pretende 
y sobre la que fluye entre gemidos, 
parece ir convirtiéndose en una mujer adulta y real  
que solicita se le devuelva sinceridad en la misma medida en la que a él le fue ofrecida...

si esta chica de culito dulce como suculenta manzana 
y apasionada como hembra en celo, 
le pide  un poco de honradez  y coherencia en sus actitudes, palabras  y comportamientos

declarará entonces que aún siente algo por su mujer … 
La quiero, si...  ¿Qué pasa? Acaso está mal? 
contestará mientras entrecierra sus ojitos de zorro 
y esconde en una media y agresiva sonrisa 
sus dientes de lobo amenazado

En cualquier caso, ante esta oscilante situación , 
la condescendiente amante que antes se sentía honradamente apreciada y querida 
no continuará con esa farsa porque se siente engañada y herida  

no provocará ni seducirá para el goce y el deseo;
 ella nunca pidió amor, solo sinceridad y algo de atención.

“Vete!” le susurrará
y dulcemente esa putita se girará sobre sí misma
Oirá la puerta abrirse y cerrar.

Y sin llorar, pero clavándose en su pecho las agujas del desdén  y los arañazos de la manipulación, 
se dormirá mecida por el desengaño y la amargura
  a la que conduce la continua mentira  de un hombre corriente y moliente 
que se considera humano por adolecer de cobardía... 
Siempre  justificable, por supuesto!
La noche hace milagros...y el sueño es siempre reparador.

Vicky

9 comentarios:

  1. Una escena que sin duda es común, pero no por ello sea la mejor.
    Para ofrecer una situación así, siempre es posible, para aceptarla con todas sus consecuencias, es de pensarse y volver a pensarse.
    Al final, quién engaña a quién.
    Un beso, Vicky

    ResponderEliminar
  2. Quién engaña a quién? Yo lo tengo claro, creo..
    Beso, Ame

    ResponderEliminar
  3. los milagros no tienen que cruzar el mar, ni los océanos que se inventaron, pero sólo una pequeña estrella en medio del mar para mirar y soñar ..
    Besos
    Morris

    ResponderEliminar
  4. Claro... los hombres...

    A veces se toman decisiones sin tener en cuenta las repercusiones que pueden llegar a tener...

    Y una de ellas es desear a alguien prohibido... y lo que es peor, llegar a alcanzarlo.

    Pero bueno... lo mismo que la vida nos regala sinsabores... también nos puede traer sabores más dulces... salados... y picantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro...las mujeres...que somos unas liantas...:)
      Beso,

      Eliminar
  5. Joder...
    Tú sabes latín.
    Real como la vida misma.
    Comparto además tu punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, Toro...y sin profesor...;)
      Beso,

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Realidad o ficción, Sandler...pero triste? Quizás se abren nuevos caminos, seamos positivos.
      "Cuando una puerta se cierra, otra se abre"
      Miguel de Cervantes Saavedra
      Beso,

      Eliminar

Eres libre para comentarme lo que quieras. Intento ser respetuosa siempre, poetizar levemente, alegrar sinuosamente...Quiero lo mismo de ti. Adelante...